No quiero perder la costumbre....
De suspirar cuando te veo dormido y de extrañarte cuando no te puedo ver.
No quiero tampoco extrañarte. Pero extrañarte me alimenta ese suspiro.
Verte ahi.. dormido.. con esas burbujitas de sudor en la nariz y  reflexionar. Darte cuenta que el tiempo apremia y que cada minuto ahora cuenta para seguir regando esta matica que se llama amor.
No quiero dejar de escucharte. Y por eso ahora invento cualquier excusa para tener que llamarte y volver a recordar que lo primero que amé de ti fue esa voz.
Y trato de armar un puente a traves de ella que me lleve de vuelta a ti.
No quiero dormir sola. Pero debes saber que cuando lo hago uso tu almohada y tu sábana. Y no lo niego... es rico porque siempre huelen a ti.
Me gusta dormir cansada. Porque tan pronto duerma, mas pronto despertaré y está mas cerca el momento de verte.
Y es que de alguna manera... eres como otra voz de mi conciencia. Esa con quien me reencuentro. Donde me reconozco a mi misma y me encamino buscando otra vez mi equilibrio.
Me calibras, me nivelas, me ecualizas, eres mi catalizador. me devuelves ese piso cuando me creo por encima de la tierra. Y me pones un techo cuando mi ego trata de dominarme.
Me devuelves la calma cuando pierdo el control,   Eres m

i timón! Mi dirección. Me haces ser mejor de lo que soy.
Y en estos dias donde quisiera que fuera sábado de nuevo, escribir para ti me hace entender que es tan grande lo que somos y lo que sentimos que nos completa.
y nos hace pensar que un día recogeremos estos frutos y todo será perfecto dentro de lo imperfecto.
Te amo.
...Sin posibilidad de explicarlo con palabras.
Solo se siente
Y lo sabes...