Muchas veces a lo largo de mi vida he sentido decepción por algunas cosas que espero y no pasan, pero sobre todo aquellas cosas que pasan y no las espero y terminan doliéndome y dejándome como perdida en un abismo.
En el terreno del amor es donde comúnmente siento esta inconformidad, y he aquí el área donde la mayoría de las mujeres inteligentes nos volvemos idiotas.
Tal parece que nos enseñan a sobre analizar las cosas, a darle vueltas al asunto, a justificar aquello que no tiene justificación, a pensar que podemos cambiar ciertas cosas en ellos -que por lo general no cambian- es decir, estamos programadas socialmente para que en algún momento de nuestras vidas nos toque pasar por alto algunas señales de "no te metas por ahí que te vas a dar tu co..."
Todo esto para luego decir: "que suerte tan pobre y mediocre tengo" o los clásicos clichés... "todos son iguales" "por qué me pasa esto a mi, si no lo merezco" (agregar un toque de drama a esto). En fin, perdemos la habilidad concienzuda de asumir que si esto es así, muy probablemente sea nuestra responsabilidad.
Ahora bien, yo ahora me siento en un punto neurálgico, en el cual lucho contra sentimientos encontrados, que están en guerra franca entre ellos, y esto a veces me hace parecer tan inconsistente que se pierde de vista la mujer arrecha que llevo por dentro y solía ser, esa que debe salir de una buena vez por todas a patearle el orto a la pendeja que aun sigue autoevaluandose para encontrar como comprender ciertas cagadas a mi alrededor. Yujuuu, epa tu... mujer arrecha, sal de una vez que ya me tienes harta.
Una buena manera de hacerlo es preguntándome ¿qué es lo que merezco? esto para recapitular, por si acaso se me había olvidado, la respuesta es y será siempre la misma, yo solo merezco lo mejor. Resulta que me recuerdo frecuentemente, diciéndoselo a los hombres con aires de superioridad y prepotencia intelectual.
Pero irónicamente los resultados obtenidos en mi "no tan capciosa búsqueda" me dicen que al parecer los criterios que utilizo para buscar MMGs por doquier dejan mucho que desear. ¿El problema seré yo? -me pregunto-
No está de más preguntárselo, porque yo soy la persona encargada de dar cabida a mi vida a las personas que según esa pobre inspección "pasan la prueba", pero ¿quién hace auditoria a la primera alcabala? porque creo que es ahí donde todo ocurre, como diría Carly "no los dejamos pasar si no vienen en el paquete que nosotras queremos que venga".
Y eso va mucho más allá del terreno de lo fisico, tiene más que ver con todos esos requisitos tácitos que encontramos en esa persona, que coinciden perfectamente con el tipo de hombre imaginario que nos creamos en la mente, y esa montaña de emociones diversas que nos despierta creer que lo hemos encontrado.
En esa primera alcabala lo que priva es la necesidad de que ese hombre que nos pretenda sea el hombre que deseamos tener, que cumpla esas exigencias. Entonces nuestra emoción domina nuestro carácter y el visto bueno viene por ahí.
Pero resulta que no hay una decisión tan poco inteligente como esa, no es siquiera visceral, es única y exclusivamente emocional, quizás por nuestra condición de seres movidas por el sentimiento o que se yo. Bah, ¡que gallas!
Para ir de nuevo al punto, ¿por qué esa necesidad de buscar siempre una emoción que me doblegue? ¿por qué mi voluntad es proclive al masoquismo? ¿por qué siempre elijo esos mismos perfiles peligrosos?¿por qué esa idea imbécil de creer que ese hombre puede cambiar? o mejor dicho, que yo lo puedo cambiar, pregúntenselo mujeres, ¿acaso estamos ejerciendo nuestro instinto maternal con las parejas que escogemos?, pero la pregunta mas puntual y quizás la mas incomoda es: ¿me merezco eso?. Buen punto.
Busco una emoción que me vulnere, esa que me hace sentir derretida por esa persona, el cuchillo mas afilado para mi pellejo y la soga perfecta para mi cuello, necesito ese tipo de sentimiento que saca mi parte más neurótica, la más inflexible, celópata y patológicamente intransigente, eso que no es sano para mí pero que me vuelve terriblemente dependiente, ¿no te has puesto a pensar mujer que quizás esto es porque en el fondo sabes que esa persona no es para ti y tienes miedo de perderlo? Cuando alguien es para ti no tendrá intención de irse, así que el miedo no debería existir.
De modo que hago casting entre un respetable grupo de los más MMGs que me circundan y el vencedor siempre resulta ser el peor de todos, ¿les suena familiar? ¿que bonito no?. De ser así, entonces mujer la culpa es infinitamente tuya, cuando veas que todo a tu alrededor tiene un orden cíclico y cual profesía predecible se repite arrojando resultados similares, entonces la del problema eres tú y tus criterios para elegir a la persona que estará a tu lado.
Por eso es que digo que en muchos más casos de los que podrías reconocer, ese hombre que te da por las rodillas y te derriba, ese que te mueve el piso y te quita el aire, ese que te descontrola, el que te vulnera y te doblega, ese no es para ti, ese es el reflejo de lo que tu quisieras tener pero que probablemente no sea tuyo,
Ese hombre que parece un sueño hecho realidad, ese príncipe de novela que algunas veces creemos encontrar no existe, no es más que la exaltación de la emoción por encima de la razón, diciéndote entonces que es él y nadie más que él.
Entonces ¿que vas a hacer para cambiarlo? ese otro que tienes ahí, el que esta seguro, ese que es tan tímido que te aburre y no te llama la atención, que no te intimida, que no te pone a sudar, que es perfil bajo, es muy probable que merezca tu atención, solo para ver que hay detrás de eso que la primera alcabala no te deja ver, y es posible que te sorprendas.
Si tu mereces lo mejor entonces convéncete de ello, no te sabotees y demuéstrate un poco de amor propio, un tipo que no te de el lugar que mereces entonces no debe ser un digno candidato para perder tu tiempo, y si lo haces es bajo tu responsabilidad, después no te quejes.
Asume ese papel protagónico en tu vida, y di a ti misma: "basta, no merezco esto" y a la primera señal de la hecatombe corre por tu vida, porque creeme que pagarás muy caro el haber elegido una emoción efímera, asume esto como nuestra verdad universal "somos masoquistas de tiempo completo", pero eso no significa que no podemos usar el cerebro y la intuición para saber cuando debemos salir de ahí.
¿Y ellos? si, también hay mucho CDSM e hijos suelto por ahí por el mundo, pero si presumes de una inteligencia medianamente respetable entonces asúmelos como eso, pasajeros de un tren que no va a ningún lado, y date el chance de ver más allá de lo que la emoción te permite.
Finalmente, date cuenta de que puedes elegir mejor y aunque no sea garantía alguna, al menos te podrás encontrar agradables sorpresas. Mujer declara que eres demasiado arrecha como para perder tu vida  y energía en quien no lo merece, y si caes levántate, si fallas corrígelo, pero nunca dejes de amarte para amar a otro porque es el principio de tu dulce pero caluroso infierno.

¿Hoy? 14 de febrero... ¿y? gran vaina, next... la mayoría de la gente anda en una nube rosa viendo pajaritos de colores que bailan en punta... ¿yo? tengo hambre y sueño, también estoy revisando mis cuentas en las diferentes redes sociales para ver la melcochería característica que me da tanta risa... también hablo con él por fb... pero más allá de eso, no tengo a nadie a quien amar, ni a quien llenar de detalles, esos mismos detalles que tanto me encanta dar, pero que por cosas de la vida se me han perdido por ahí... sin embargo eso no me genera un trauma...
Simplemente a veces se tiene a una persona que llene ese espacio de inconformidades que tenemos, a veces no, pero no sufro por eso, para mi es un día más... sin embargo, si soy un poco sincera y me lo preguntan... si me gustaría estar con alguien, pero no cualquier alguien, sino con "ese alguien" que moviliza mis emociones de arriba a abajo.
Extrañamente algo en mi ha cambiado, hace cuatro años atrás estaba con cierta persona... -el mismo con el que hoy hablo por fb- ese que me felicita por el "día de la amistad", ah y ese a quién amé de la forma menos sana posible, recuerdo ese día cumplíamos meses también, y yo tenia en mente celebrar ese día como quien celebra la graduación de su hijo...
Y ahí estaba yo, a las doce del día llevando sol, caminando por la calle buscando "algo" lo suficientemente especial y significativamente importante como para que desde la tonta idea de un detalle material me hiciera expresarle a ese imbécil, toda esa serie de cosas locas que despertaba en mi ser... ¡Craso error! mientras yo lo hacía, él estaba tocando guitarra con un amigo en su casa. -MMG ¬¬-
No importa, yo igual lo hice... la idea de hacer esas cosas es que nazca de tu alma y no esperes que la otra persona lo retribuya... -oh wait- se acabó el momento Deepak Chopra, por supuesto que uno hace eso y espera que la otra persona al menos se tome la molestia de tener algún detalle por más mínimo que sea, y no hablo de lo material... hablo de todo ese poco de pendejadas que uno hace y dice cuando está embelezadamente idiota por alguien... bueno, el hecho es que eso nunca pasó.
Yo no le di importancia, es que estaba tan pero tan infinitamente idiotizada por él, que solo el hecho de saber que esa noche se quedaría en mi casa era suficiente, -si que imbécil- pero creo que a todas(os) nos toca una vez ¿no?.
¿Esa tarde? me quedé esperándolo todo el día... llegó con un amigo, como para pasar el día de los enamorados en familia pues, claro claro... ya entendí (¬¬) total que tuvimos el grandísimo peo por esa razón porque aunque traté de ser la niña sumisa y relajada,  ya  no quería seguir tragándome mi propio veneno... para luego de arreglar el incidente, terminar entregándole sus preciados regalos, y su respectiva noche feliz... sin recibir nada a cambio. ¡que maravilla! he visto buenas ofertas, pero esta era el 50 + el 50 % de descuento.
Lo cierto, es que creo que solo he pasado dos o tres 14 de febrero con alguien, y uno ha sido más patético que el otro... de manera que aprendí a obviar la fecha, aborrezco las melcochas de este día, desde los mensajitos repetitivos a lo largo del dia, hasta los mensajes de muro de fb, y lo detesto tanto o más que a los resentidos que se ponen a dar ese discurso marxista gastado sobre "el día comercial, consumista, y enajenado del amor" bah púdranse todos... mi desprecio no es por resentimiento por estar sola, ni por ser el día del consumo, mi desprecio es porque verdaderamente creo que las personas nos buscamos una fecha como excusa para sentirnos bien o mal -a elegir-
Cuando yo amo a alguien, le doy mi amor, mi vida y mi alma todos los días que estemos juntos... no necesito buscar una excusa de una fecha para expresarlo, porque léase, siempre esperas algo que no pasa... entonces mejor buscar la manera de sonreirle a la calamidad y no que ella venga y te patee el orto,  anyway.
En esta oportunidad, si pudiera estar con la persona que me quita el sueño, seguramente solo le daría una excelente noche llena de el mejor y más excelente sexo con amor que jamás haya tenido, quizás una exquisita cena, un beso de buenas noches, un abrazo de buenos días... y listo!
Creo que para un hombre no hay mejor regalo que ese, porque nosotras siempre esperamos otras cosas que no pasan y coño no pues, que ladilla... de esta manera por fin tendría mi 14 de febrero en una lógica de ganar - ganar... es que no se, es quizás la edad, ya cuando uno es un viejo de 23 años se da cuenta de muchas cosas... jajaja.
El chiste es que no soy la misma de hace cuatro años y menos mal porque  me lanzaría al Guaire para acabar con esa pobre y masoquista existencia... me alegro de que con aquel chico no haya funcionado, porque al pasar los años me he dado cuenta de que jamás mereció siquiera un minuto de mi tiempo...
Hoy nos felicitamos por el día de la amistad y recordar todo aquello me dieron ganas de volver a insultarlo por imbécil, pero ya pasó, ya no me importa, por eso lo que hice fue reírme con él de esos momentos y darme cuenta una vez más, que el tiempo lo cura todo, incluso aquello que pensamos que jamás superaremos...
Por eso mi querido tiempo, aquí te espero, haz lo tuyo, y sacame de esta extraña sensación, que me hace escribir toda esta pendejada, para no terminar reconociendo que ese fulano que me quita el sueño, es el único con el que quiero amanecer mañana.


Torbellino constante de ideas misceláneas, eso alberga en mi mente la mayor parte del tiempo...
Me distraigo mucho, y esos espacios son las excusas que encuentro para divagar en entre mis pensamientos laberinticos...

Mientras miraba el azul tan hermoso del cielo y le hallaba figuras a las nubes pensaba... verdaderamente las nubes no tienen formas, son simples formaciones gaseosas que desde determinada perspectiva asemejan algo que según nuestra percepción asociamos con una figura.

Pero hacerlo es divertido, nos gusta asignarle algunas cualidades que no existen  y encima creerlo... es decir, ¿vemos lo que queremos ver y ademas lo argumentamos?. -pensé-

De pronto comencé a transpolar cada vivencia relacionada con esa máxima que establecí como conclusión, y la llevé de lo insignificante que puede ser el hecho de ver al cielo, al terreno de lo que significativo que puede ser para nosotros comprender esa afirmación.

El problema en todo caso no es ver lo que queremos ver, sino creer que es verdad... enamorarnos de lo maravillosamente encantador que resulta la idea de que eso que vemos es real, es demasiado peligroso, tanto que no alcanzo a explicarlo con palabras simples

Ese mismo día, horas mas tarde, volví a ver el cielo y ya no estaba despejado para déjame ver las mismas formas, -aunque confieso haber intentado buscarlas- ahora estaba nublado, encapotado quizás...
Algo oscuro, y comenzó a lloviznar, de pronto ese mismo cielo que me mostró la increíble posibilidad de soñar con darle cuerda a mi pensamiento mágico, me enseñó otra cara...

La llovizna fue suave y duró poco rato, era quizás una forma de hacerme despertar del pasado momento agridulce, pero no sin antes dejarme la necesidad de indagar y comprender ese lenguaje abstracto.
De pronto se cuela un rayo de sol, con intenciones de cambiarle la cara larga a esa llovizna grisácea....
Y al fondo de todo ese panorama tan cambiante aparece un arcoiris... -que bello, pensé-

Siete colores, literalmente un arco perfectamente evidente, maravilla de la naturaleza, o creación de Dios...
De cualquier manera, eso que mis ojos veían, cuyas explicaciones científicas apuntan como un fenomeno asociado a la refracción de los rayos del sol a través de las particulas de agua en el aire... 

Para mi tenia otro significado, no me importaba mucho la explicación ni la justificación de su existencia,  creo que esa maravilla que estaba ante mis ojos no tenia otra carta de presentación que sus propios colores, era tal cual lo que yo estaba viendo... No me engañaba su apariencia, ni me enamoraba de una fantasía... esto me hacía soñar con una esperanza... 

Creer que si algo con tal belleza era real y existía, entonces eso que siempre he esperado no era un sueño, sino simplemente lo había buscado en el lugar equivocado...  Que eso que un día confundí por su apariencia, esa nube que terminaba siendo nube y no la forma que yo me había inventado, no era más que una mala elección y una confusión... El enamoramiento fiel de eso que yo quería ver en ella... 

Tuve fe, sentí que si Dios podía producir algo tan perfecto para nosotros, para poder verlo tal como es sin las múltiples formas que le dan las diferentes perspectivas, entonces aun puedo creer en la diferencia entre las nubes y el arcoiris... y ahí estaba la clave...

Pude comprender que siempre busqué el amor en las nubes, porque solo tomé las opciones que coincidían con las cosas que yo quería ver, elegí perfiles peligrosos,  me enamoré de soñar con esa idea,  y que ahora puedo elegir preguntarme ¿qué hay detrás del arcoiris? ¿a dónde me lleva? ¿qué me está enseñando más allá de su belleza evidente?

No se si me estoy explicando, pero metafóricamente mi mente ideó una manera de expresar la gran diferencia  que hay entre enamorarnos solo de lo que queremos ver y enamorarnos de lo que realmente hay en la esencia.

Idealizar es muy fácil, solo basta un minuto para agregar o quitar cualidades a algo que queremos para nosotros... Pasa que no siempre lo que queremos para nosotros nos corresponde, pasa que no siempre lo que vemos es lo que hay, pasa que nos guindamos de las nubes porque nos gusta soñar con tener solo que esperamos, buscamos erradamente y nos quejamos de que al final todo salió mal... y no aceptamos que hemos sido los únicos responsables... 

Como ven, esto es más que una tarde con fluctuaciones climáticas,  siempre hay que cuestionar la apariencia para desentrañar la esencia.... y finalmente, vale más mirar el arcoiris y preguntarse que hay detrás de él, que enamorarse de las nubes que finalmente no son más que eso... nubes 

Y con una simple llovizna pueden hacerte cambiar de parecer...

Mi mamá suele decir que en la vida hay momentos para todo, frase trillada lo se, pero por tratarse de mi mamá le haré algo de caso. Mayormente cuestionamos una y otra vez nuestros sonidos internos, esos que conforme van pasando los días se convierten en alarmas altamente comparables con la sirenas de ambulancias, algo así.... lo difícil es que todo eso lo llevamos por dentro.

Todo ese ruido interno genera incomodidad y dispara alguna suerte de impulso nervioso a partir de nuestros neurotransmisores, que son como una especie de "chismositos" que transforman todo eso en un mensaje que nos dice: "Es mejor que estés atenta a cualquier movimiento en falso, por ahí te viene el golpe"

Hoy particularmente quiero hablar de esa alarma silente pero ruidosa en nuestro interior, esa que romanticamente hemos aprendido a llamar "intuición" que si bien por ser un supuesto que no ha pasado, puede ser cuestionable, pero por ser femenina tiene un increíble poder.

¿Telepatía? No, es algo mucho más elemental. ¿Premonición? Tampoco, porque no es tan sobre natural, ¿Infalible? Nadie lo ha comprobado, pero tiene muy buenas referencias de veracidad empírica comprobada, ¿Demencia? El CDTM... =)

Quizás por esta forma tan metafórica de expresarme, cualquiera podría sentirse aludido sin tener nada que ver, quiero decir mucho sin decir nada... Creo que puedo llegar a ser muy sumisa si así lo quiero, tanto que jamás notariás que te estoy viendo mientras lo hago de frente, aunque no pretenda absolutamente nada, con sentirlo me basta.

All right, en algún momento manejé un texto sobre lo que llaman "la inteligencia fracasada", y entre todas las cosas que pude absorber de ahí, podría decir en síntesis que toda aquella utilización de nuestra inteligencia para hacer mal a ti mismo o a otros, no es más que una inteligencia fracasada.

Anyway... de ser así, estoy libre de toda culpa, sin embargo creo honestamente que mi inteligencia sufrió un colapso, no temo reconocer que he sido exponencialmente idiota... pero la idiotez comenzó incluso mucho antes de mis errores recientes.... Tristemente mi balance personal de este movimiento es que mi primer fracaso fue confiar en la gente...

¿La gente? la gente suena a poliedro, pero de esta manera puedo meter en ese saco a muchos sin necesidad de nombrarlos uno a uno, además me da mucha flojera, el generalizar me hace incluso aceptar que aun me faltan unas cuantas decepciones más que anexar a mi lista... y ya creo poder percibir ese olor a traición.

¿Cuentas por cobrar? No, no tiendo a hacerlo aunque comúnmente disfruto de ver como la vida las cobra por mi, ¿Cuentas incobrables? No se, no podría decir de esta agua no beberé... ¿Soy vengativa? No, soy justa, y en algún momento particularmente imbécil... Pero sin arrepentimientos.

Solo me quedo en esta esquina, desde donde los veo a todos, donde veo como se alimentan de nada y me sonrió con algo de pena... Espero la estocada final, porque acéptese o no, mi instinto es mi alarma contra incendios y hasta ahora no me ha remitido al canal de equivocaciones... Veremos, aquí te espero y te reto a que me veas a los ojos.... =)

Lo mejor de todo este cuento, es que probablemente la intuición sea otro fracaso de la inteligencia, pero como dije hace unos días, la estupidez es gratis y se nos da muy bien a todos alguna vez.... Aquí te espero.

Se ha producido un error en este gadget.

Asi hablan las mujeres

Asi hablan las mujeres
click en la foto

Music from my heart